Subir

Estrés antinatural

AUTOR:
Francisco Barrios Marco
Fisioterapeuta
Especialista en técnicas de relajación

En este momento ya no es el medio natural el agente causante de estrés, esencialmente porque ese medio ya no existe. Si los estresores auténticos ya no existen, no hemos de preocuparnos han venido a ocupar su lugar multitud de estresores imaginarios y un medio ambiente virtual capaz de afectarnos más que el real. Estamos adaptados a un aire puro, a mirar al horizonte y las estrellas, a consumir alimentos naturales y agua limpia, consumimos alimentos con todo tipo de aditivos, agua clorada, aire acondicionado y una pared es nuestro horizonte cotidiano. ¿porqué tanto estrés?

En general la respuesta excesiva que se observa en las personas alteradas por el estrés tiene un origen múltiple. Es difícil aunque no imposible que un solo estresor llegue a generar una respuesta anormal de estrés, lo corriente es que la acumulación de tensión desencadene una situación en que el próximo estímulo desbordará el vaso.

 Lo peor es que con el paso del tiempo el cuerpo va acumulando tensión, los músculos se convierten en los discos duros del estrés, hay una descarga en placa motora tan permanente como innecesaria que aunque inconsciente afecta al estado de vigilia, ya que el agotamiento que produce disminuye la energía necesaria para cosas tan sencillas como prestar atención o realizar un esfuerzo voluntario y mantenido, un problema de origen muscular acabará afectando al sistema circulatorio debido al sobreesfuerzo que ha de realizar el corazón para vencer la resistencia que impone la musculatura sobre las arterias.

 Y así sucederá en cadena con el resto de sistemas y el funcionamiento general del cuerpo en su conjunto: como en una pirámide de naipes, cada uno cayendo sobre el otro...... y la estructura va cediendo, todavía aguanta, ¿pero hasta cuando?. Las demandas ingratas instalan la presión sobre nosotros, la musculatura responde a la carga con tensión, el sistema nervioso central lee la musculatura y una emoción negativa invade nuestro ser. El veneno de la tensión se difunde, el distrés en acción.

No somos el fruto del genio de un artista, la evolución llevó a nuestro linaje a dotarse de unos mecanismos de respuesta aptos para adecuarnos al medio en primer lugar, y más allá de esto para adaptar el medio a nuestra especie.

Lo primero lo hicimos bastante bien, el ser humano evolucionó y se desarrolló ocupando todos los hábitats aprovechables, apropiándose de ellos, el problema vino cuando empezamos a alterar el medio de forma que este se adecuara a nosotros, fueron pequeños cambios al principio.

Si un poco es bueno más será mejor, esta regla es tan sencilla que no funciona casi nunca, del fuego hemos pasado a la energía nuclear y a la superpoblación, a la contaminación desmedida y a la esclavitud basada en impuestos desorbitados, el hombre ya no cambia su entorno, cambia globalmente el planeta y se pone en peligro a si mismo, sometiéndose a la tiranía de un control que  escapa de sus manos.

Actuamos bien mientras nuestras respuestas han de ser inmediatas y producen un efecto local, andamos mal cuando nuestras acciones tienen efectos que se habrán de comprobar a largo plazo y lejos de aquí. Nuestro cerebro de primate está preparado para el ahora, hay una gran cantidad de acciones que son fascinantes a corto plazo y espeluznantes a medio y largo término.

NOVEDADES EN TU EMAIL

SUSCRIBETE Y DESCARGA GRATIS 5 EJERCICIOS DE RELAJACIÓN EN MP3 Leer más

EMAIL

NUEVO: Curso online de Técnicas de Relajación

El contenido del curso, además de texto, comprende más de 60 ejercicios de relajación en MP3, lo que supone el mayor contenido organizado de ejercicios de relajación en español.

Leer más acerca del Curso online de Técnicas de Relajación

Artículos de Relajación