Subir

La práctica de la relajación

Por medio de la relajación nutrimos una parte de nosotros que de ordinario está hambrienta, hay en nosotros un espacio para la paz, un espacio para la calma, pero pasas hambre. Continuamente nuestra atención se encuentra en otro lado, de forma involuntaria o deliberada nos encontramos realizando tareas que no tienen nada que ver con nuestra esencia, nuestra atención dispersa nos orienta por caminos que favorecen los intereses de otros y que nos alejan de nuestra realidad.

Supongamos que hemos venido al mundo para realizar algo, es muy probable que así sea, ¿cuánto tiempo me queda en mi vida después de mis tareas ordinarias para prestar atención a lo realmente vital, a lo verdaderamente importante?, nuestra vida fragmentada se desvanece, las aspiraciones, los buenos deseos, las buenas intenciones se esfumaron, el día y los problemas crecen. Supongamos que hemos venido al mundo para vivir, ¿y qué es vivir?, sé lo que no es, vivir no es correr como loco de aquí para allá por un mísero salario, manteniendo la cabeza gacha, el espíritu arrodillado, la atención inerte, no es eso, vivir no es eso.

Por medio de la relajación comprendo que la vida es experimentar lo que yo soy, y relacionarme con mi entorno de forma que pueda desarrollarme y crecer, soy un ser vivo como pueda ser un árbol y sin embargo los árboles se lo organizan para ser capaces de sobrevivir en entornos complejos, desarrollarse y crecer, elevarse hacia la luz, hay muchas ocasiones en las que evitamos nuestro crecimiento y laboramos hacia la oscuridad. La práctica de la relajación nos aproximan a la experiencia de crecer, que desarrollarnos, de explorar la vida que comienza en uno mismo, hay un punto fijo en mi desde el cual puedo mover mi mundo ese punto fijo es la calma, buscando deliberadamente la calma voy desarrollando un centro que cada vez con más facilidad me permite experimentar un estado de paz, pero he de trabajar en ello, e intentar en forma voluntaria buscar ese estado especial de relajación.

Es cierto que vivimos en un mundo mucho más complejo que el de nuestros antepasados, y nuestro cuerpo es el mismo, nuestro cerebro tiene que procesar en una semana más datos que el de nuestros antepasados en un año, eso supone una sobrecarga real, sólo la carga extra de información permanente que nos supone vivir en el siglo XXI ya es suficientes como para mantenernos estresados, nuestros antepasados podían vivir sin tener que hacer relajación, nosotros no podemos vivir bien sin una técnica como la relajación, podremos sobrevivir, pero no es de sobrevivir de lo que estamos hablando.

Hoy en día en las sociedades occidentales muere más gente por culpa del estrés que por infecciones, las personas mueren abrumadas por la incertidumbre, frustradas por su vida cotidiana, destruidas por enfermedades que podrían haberse evitado disminuyendo su nivel de stress, un nivel de stress que no va a cesar de aumentar. Y aunque se mantuvieron los niveles actuales puesto que voy a ir envejeciendo y mi cuerpo con el paso de los años es capaz de reaccionar peor al stress, lo que sentiré es que aumenta. Hay un remedio, está al alcance de todos, es la práctica de la relajación.

NOVEDADES EN TU EMAIL

SUSCRIBETE Y DESCARGA GRATIS 5 EJERCICIOS DE RELAJACIÓN EN MP3 Leer más

EMAIL

NUEVO: Curso online de Técnicas de Relajación

El contenido del curso, además de texto, comprende más de 60 ejercicios de relajación en MP3, lo que supone el mayor contenido organizado de ejercicios de relajación en español.

Leer más acerca del Curso online de Técnicas de Relajación

Artículos de Relajación